martes, 23 de abril de 2013

Mi fibromialgia

Tener un estado de salud que no satisfaga tus intensiones ya es enfermedad. Más aún sentir dolor físico solo por respirar o existir, es agotador para tí, tu familia, amigos, compañeros de trabajo. Este dolor físico se empieza a volverse emocional cuando vez tus limitaciones, el rechazo o incredulidad de personas cercanas. Y entonces, encontrarle una salida a esta situación se convierte en prioridad, son procesos médicamente largos, muchas veces inconclusos, poco satisfactorios para la mayoría. Pero también existe una salida agradable que te permite sentir que estás viviendo con plenitud a pesar de tu condición. Lograrlo es un reto, alcanzable y perdurable si se ponen en acción dos componentes fundamentales de la voluntad: el deseo y la acción. Te hablo desde mi experiencia pero también desde el conocimiento y lo compartiré porque quiero que cada persona que así ha sido diagnosticada, no sienta que su vida va por el despeñadero del dolor, esclava de los analgésicos y poco alivio de sus síntomas. Así como cada alma tiene su gemela o complemento, cada enfermedad tiene su forma de sobrellevarse, de vivirse y de convertir esta situación en un simple estado más del ser, sin que esto limite la plenitud y grandeza que tiene el maravilloso proceso de vivir.

Si quieres formar parte de esta comunidad te invito a seguirme, así mismo envíame un correo para poder contactarte y compartir directamente, las experiencias y los conocimientos que me han permitido vivir de manera plena y segura a pesar de mi Fibromialgia.

Tú también puedes tener una vida plena, escríbeme a:

vivirconfibromialgiasindolor@gmail.com   Deja tus comentarios o inquietudes, son muy valiosas para mí y para direccionar la manera cómo te puedo ayudar.  Ayúdame a ayudarte. :)

Abrazos,